Último momento

 

Leer en

El hombre que se tatuó una palta en cada brazo

Este comediante impulsivo se hizo más de 20 tatuajes y hoy desea una segunda oportunidad para borrarlos todos, empezar de cero y elegirlos mejor. 

Este comediante impulsivo se hizo más de 20 tatuajes y hoy desea una segunda oportunidad para borrarlos todos, empezar de cero y elegirlos mejor.
  • Migue Granados
 

Por Nazareno Brega 

Él es tan impulsivo a la hora de tatuarse que ni siquiera recuerda cuántos tiene y necesita contar los 21 pequeños diseños de a uno. Así fue como este comediante terminó luciendo, entre muchos otros, un balde de pochoclos, un perro, un ají puta parió, una copa de malbec, una cabeza de ajo, unas paltas, el logo de su película favorita y hasta su propio retrato en uno de los cachetes de la cola. Todo esto y mucho más cuenta Migue Granados con esa divertida impronta que demuestra como conductor de Últimos cartuchos en FM Blue y ESPN Redes en el canal deportivo. 

¿Cuándo te hiciste el primer tatuaje? 

A los 15 me hice una clave de sol en el muslo. No me pidieron autorización, ni nada. Mi familia no se enteró y lo tuve mucho tiempo escondido. Ya ni recuerdo cuántos tatuajes tengo. Nunca me quedé con ganas de un tatuaje. Todos los que quise me los hice. Siempre fui muy impulsivo y me metía en cualquier lugar a tatuarme porque me gustaban los diseños chicos, planos y negros, no es que tengo hecha una manga tipo Fede Bal. 

¿Cuál es tu favorito y cuál el peor? 

A los 17 me hice en el hombro las iniciales de una novia de ese momento, bien cabeza, y encima me lo tapé con una estrella de mar negra y azul horrible. Bien tumbero, es mi peor tatuaje. El problema es que descubrí buenos tatuadores de grande. Tengo unos chiquitos muy lindos que me hice en Iris Tattoo, que queda por Alto Palermo y está muy de moda en Instagram. Hace poco conocí a un tatuador muy groso de Chubut que se llama Santiago López Ritcher, que es campeón argentino de realismo y me hizo en el antebrazo la cara de mi perro, que se murió. Quedó increíble, a nivel artístico es el mejor que tengo. Nos hicimos amigos y cada tanto viene a casa con la máquina y siempre me termino haciendo algo. 

¿Cómo elegís qué diseños tatuarte? 

Son todos muy impulsivos, no hay ninguna lógica. Son cosas de pelotudo. Tengo muchos relacionados con la comida. El año pasado me hice una palta en cada brazo. Cualquiera. No sé en qué estaba pensando. Como me gusta mucho la palta, fui y me lo hice, pero siento que tienen demasiado protagonismo, así que me voy a hacer más cosas alrededor. También tengo una copa de malbec, una cabeza de ajo y un ají puta parió en los bíceps, y en el codo, un balde de pochoclos de esos rayados blanco y rojo. Eso sí, salado porque dulce no me gusta. Son cosas de pelotudo. Mis brazos ya parecen la campera de la Mole Moli. Hay uno muy polémico en el brazo que me encanta, aunque ya tengo que retocarlo porque está cagado a palos. Me hice el logo de Toy Story. Soy enfermo de la película, tengo toda la colección de muñecos y, ahora que me mudé hace poco, les armé una vitrina "bien virgo". 

Este comediante impulsivo se hizo más de 20 tatuajes y hoy desea una segunda oportunidad para borrarlos todos, empezar de cero y elegirlos mejor.
  • El gastado logo de Toy Story a la espera de un retoque
 

¿Te da vergüenza mostrarlo? 

Me daba vergüenza con la familia de mi mujer. La primera vez que me puse en cuero, entre la panza y el tatuaje de Toy Story, me quería matar. Salía del mar y me ponía la remera al toque, pero era más por la panza que por el tatuaje. Tengo otro que es tremendo igual. En 2006, me hice mi cara en el culo. Estaba jodiendo con que me quería tatuar algo y me acordé de Steve-O, de Jackass, que se hizo un tatuaje suyo muy grande en la espalda. Está muy bien hecho y además es una caricatura que la podés hacer como quieras. El mío es realista y estoy haciendo OK con la mano. Por suerte no ando mucho desnudo. Ahora ya me lo tengo que retocar; ni siquiera está bien hecho, porque es de la época en la que iba a la Bond Street y me tatuaba con cualquiera que tuviera turno. 

¿Te arrepentís? 

Sí, de muchos. Soñé 50 veces que viene un genio, me dice que me cumple un deseo y le digo que me borre todo, así arranco de nuevo. Me haría cosas hermosas con tatuadores buenos que conocí ahora, tipo Piraña de Welldone. En el tobillo tengo las teclas de un piano con un fuego horrible que no tiene nada que ver. Me hice el logo de Say No More, una frase de Fito que dice: "Todo pasó por un Marshall". Cualquiera. Me arrepiento mal. Si en algún momento se pueden sacar sin dolor y sin que queden cicatrices tan feas, me borraría unos cuantos, pero la piel no es joda. Encima tengo psoriasis, que va y viene según los nervios, pero me sale siempre en los tatuajes porque son lastimaduras de la piel. 

0%0%
0

Notas relacionadas