Último momento

 

Leer en

Todo lo que dejó la Feria Masticar

La feria de cocina y alimentos más importantes del país, organizada por la A.C.E.L.G.A., tuvo su sexta edición. Allí estuvimos para contarlo 

La feria de cocina y alimentos más importantes del país, organizada por la A.C.E.L.G.A., tuvo su sexta edición. Allí estuvimos para contarlo
  • Fiesta de sabores en la nueva edición de la Feria Masticar
 

Por Alejandro Maglione 

amaglione@lanacion.com.ar 

Cuando se mira el camino recorrido desde el año 2012 hasta hoy, lo que queda claro es que se puede mejorar. La última edición de MASTICAR fue realmente impresionante. Con una ampliación enorme de la superficie, se podría haber pensado antes de abrir las puertas que iba a faltar gente para llenar tanto espacio: craso error. Cada metro cuadrado añadido fue muy bien ocupado por novedosas propuestas y por gente dispuesta a probarlas. 

Resultó imposible recorrerla adecuadamente en un solo día, tal su tamaño. Sobran las descripciones sobre los mejores lugares o aquel puesto del mercado que no se podía dejar de visitar. Prefiero no redundar en esa información pero sí señalar un dato: los puestos en que se expusieron y vendieron los más variados productos superaron los 100. Un centenar de puestos en los que todo lo que se ofreció fue de excelente calidad, variedad y precios extraordinarios. La exhibición volvió para reabrir el debate sobre el alto costo de traer ciertos alimentos a las grandes ciudades. 

Es para destacar que este año se haya incorporado un Taller de Oficios que permitió a muchos conocer la trama para poder recorrer el camino inverso al producto final. Así, fue interesante recorrer el camino del chocolate hacia el grano de cacao, conocer las virtudes del vino para el organismo humano gracias a una eminencia como el doctor Roberto Iermoli, o poder escuchar al ascendente Juani Gerardi explicar su proyecto Bioconexión, en el que el mundo de la gastronomía toma contacto con el de los productores. 

Muy interesante para el gran público, también, fue que alguien explicara el proceso en base al cual se produce la cerveza artesanal. O que el carnicero Ariel Argomariz revelara los secretos para hacer el jamón casero, llegando a señalar las diferencias con el jamón industrial. 

En comparación con ediciones anteriores hay que saludar y festejar la creciente presencia de las bodegas argentinas que poblaron el Bar de Vinos. Este lugar contó con sommeliers que asesoraban al público sobre las características de los vinos que se ofrecían, guiando a los interesados en la apreciación de las diferentes cepas. 

Visita en sábado a la tarde. Si bien no es el mejor de los motivos, no pocos visitan la feria para ver en vivo y en directo a sus adoradas estrellas de la TV gastronómica. Ese día se vieron a figuras relevantes como Roberto Petersen, haciendo el aguante en el puesto familiar; o Gabriel Oggero en su Crizia, acercándose a la cola de los aspirantes a probar sus ostras para permitir que se hicieran una selfie con él. Se sabe que Pedro Picciau morirá en el timón de Italpast, y volvió a dar el presente. Y la lista sigue. En cambio, en muchos otros locales de famosos se notó que el cansancio de estar en la ferua les había exigido un paréntesis durante el tercer día. 

La feria de cocina y alimentos más importantes del país, organizada por la A.C.E.L.G.A., tuvo su sexta edición. Allí estuvimos para contarlo
  • La calidad, la variedad y los precios económicos fueron una constante de la Feria
 

Volvió a ser gratificante el espectáculo de tanta gente joven interesada por la gastronomía, expuesta de las más diversas maneras. Esa misma gente joven necesitaría debería saberlo: no es correcto reservar con bolsos el 40% de las sillas desocupadas. El problema de encontrar un lugar para sentarse a degustar con tranquilidad el plato elegido con la bebida sobre la mesa -y no todo en la mano haciendo malabarismos- es desagradable. Con certeza, un tema para imaginar para el próximo armado. Esas mesas redondas, altas, sin asiento, que permiten comer de pie, puede ser una de las soluciones. Y obviamente, carteles que digan "las sillas no se reservan, retire objetos personales para permitir que puedan ser utilizadas por otros". 

La feria de cocina y alimentos más importantes del país, organizada por la A.C.E.L.G.A., tuvo su sexta edición. Allí estuvimos para contarlo
  • Del productor a la mesa. Quién y cómo se producen los alimentos
 

Quejas I. Bastante gente se quejó porque estacionar se volvió una aventura digna de titanes. Hay que explicarles que en muchas ferias del mundo pasa lo mismo. Salvo predios feriales construidos al efecto, en general acceder a una movida de este volumen con el vehículo propio suele ser complicada. 

Quejas II. El año pasado se hizo escuchar la queja de los padres de los niños alumnos de una escuela cuyo polideportivo fuera utilizada por la feria. Este año se reemplazó por el que facilitó la UCA, realmente más confortable. 

Quejas III. Hubo problemas para entrar el primer día en el horario reservado a los periodistas. Se rumoreaba que el problema se dio con un área del Gobierno de la Ciudad. Una curiosidad, porque ya habían pasado todas las inspecciones, para un evento del que el propio Gobierno también era auspiciante y tenía 4 puestos en su interior. Es de suponer que se trató de una de esas internas que de tanto en tanto salen a la luz. Los organizadores desistieron prudentemente de comentar el asunto. Pero las fotos llegaron a las redes. 

Conclusión. Si fuera del caso puntuar a esta Masticar, creo que se merece un 9/10. El punto a descontar corresponde al tema de los asientos desocupados con desubicados bolsos reservadores. Un deseo es que haya más de una feria por año. Alguien murmuró: "es la de otoño, hay que esperar la de primavera".Ojalá. 

Miscelánea tapera. Los días 15, 16 y 17 de junio próximo se celebrará en todo el mundo el Día de la Tapa. Para esto la Embajada de España en nuestro país está convocando a un selecto listado de restaurantes para que participen del mismo. La tarea es sencilla para los que participen: ofrecer a sus clientes una tapa y una copa de vino por un valor de $100. Al mismo tiempo, un calificado jurado seleccionará la mejor tapa, lo que significará para los participantes el ganar dos pasajes a España con estadía en cualquiera de los lugares donde se encuentre un hotel de la cadena Meliá. 


Notas relacionadas