Último momento

 

Leer en

5 app para levantar

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones. 

Por Dana Pascal 

TINDER

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones.
  • Tinder
 

 

iOS y Android 

Instalaciones: 50 a 100 millones  

Gratis 

 

Hace rato se ancló en la cultura popular, y a esta altura cualquiera sabe cómo funciona, aunque nunca la haya instalado. Algo nuevo para decir, entonces. La usa más el mundo heterosexual, aunque tiene la opción de buscar gente del mismo sexo. Se promociona como "una aplicación para encontrar pareja", pero funciona mejor para lo casual. Los que tienen Windows Phone y se quedaban afuera ahora pueden acceder mediante Timber, un cliente alternativo de Tinder que usa la misma base de datos (se ven los mismos usuarios). 

HAPPN

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones.
  • Happn
 

Windows Phone, iOS, Android 4.0.3 y superiores 

Instalaciones: 10 a 50 millones  

Gratis 

En Tinder está todo el mundo, hasta el kiosquero de la esquina. Es una aplicación de origen francés que encuentra a quienes estén cerca o hayan pasado por la misma zona: es el nuevo lugar, popular pero más exclusivo, para conocer gente. Es furor mundial. También abre opción a Facebook y su modo de búsqueda es confidencial. La usan más los heterosexuales, aunque ofrece la posibilidad de buscar interesados del mismo sexo, y simula -un poco- lo casual de coincidir por la calle y congeniar. O no. 

KICKOFF

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones.
  • Kickoff
 

Android 4.0.3 y superiores 

Instalaciones: 500.000 a un millón 

Gratis 

Está disponible en Buenos Aires desde septiembre de 2015 y se promociona como "la aplicación de citas de crecimiento más rápido de Sudamérica, con más de 400.000 miembros en Brasil". Su diferencia es que hace "presentaciones" entre solteros registrados y muestra al usuario 10 personas con amigos en común en Facebook por día. Remarcan que "es para personas que buscan una relación, no encuentros casuales". Las reseñas de usuarios son negativas y la mayoría avisa que es imposible registrarse. 

GRINDR

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones.
  • Grindr
 

iOS y Android 

Instalaciones: 10 a 50 millones 

Gratis 

Es la aplicación destinada al público homosexual masculino más popular de todas. Conecta a chicos gays y bi que se hallen cerca, sin muchas vueltas, con la finalidad de un encuentro. Sexo, no citas. Afeminado, discreto, anónimo, twink, geek, maduro, cuero, militar, rústico, oso, nutria, bisexual, trans y más definiciones para filtrar preferencias. Se basa en la imagen, más que nada. Muestra hasta 600 opciones en cuadrícula, se puede ver en los perfiles las fotos más grandes y permite mandar imágenes por privado. 

OKCUPID

Sexo casual, un romance de verano o una relación sentimental. Chicos y chicas que buscan chicas o chicos. El bar del siglo XXI para conocer gente en cinco aplicaciones.
  • OKCupid
 

Android 4.0.3 y superiores 

Instalaciones: 10 a 50 millones  

Gratis 

Es una de las primeras aplicaciones de encuentros. Fue fundada en 2004 como página, funciona en el mundo para celulares desde 2007 y ya en 2010 tenía más de tres millones y medio de usuarios. El match se genera a partir de un algoritmo que, mediante una serie de preguntas que hay que responder, calcula si hay o no coincidencias. También se puede elegir la opción paga, que permite buscar perfiles de modo invisible y ver si los mensajes mandados fueron leídos. 

UNA HISTORIA

El levante virtual usa y aplica las nuevas tecnologías en algo que sucede desde siempre. A inicios de los 2000, estaban los salones de chat y los 0600. En los 90, explotó la moda del speed dating, y en los 80, los bares con teléfonos en las mesas. En la Argentina, el rey de propiciar encuentros fue Roberto Galán con Yo me quiero casar, ¿y usted?, predecesor del más moderno y menos comprometido Cupido, de Franco Torchia. Las reuniones de solos y solas existieron desde los 70, por ejemplo, en forma de fiesta social. Dato curioso: Hacia el año 1700, poco después de la invención del periódico moderno, ya había anuncios personales para buscar pareja. 



 

QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA GEOLOCALIZACIÓN

Aunque marquen sus diferencias por gustos sexuales y/o modos de generar el match, la mayoría de las aplicaciones de encuentros para smartphones se basan en la geolocalización. Es eso que hace que otros usuarios aparezcan entre las opciones en redes como Happn, Tinder o Grindr, pero también en Bumble (donde tiene que avanzar primero la mujer), Pure (que es pago y destruye la información después de una hora) o 3nder (para hacer tríos). 

La geolocalización es la capacidad de obtener la ubicación geográfica real de un objeto como un radar, pero también de un celular o de una computadora conectados a internet. Es un sistema de posicionamiento que puede servir, por ejemplo, para localizar calles en los mapas. Usado en las redes sociales, cualquiera de ellas, desde Facebook hasta Twitter, sirve para que la ubicación de una persona -gracias a las coordenadas entregadas por el teléfono móvil, app o computadora- se brinde como un complemento a la función principal. 

En Instagram, es opcional y sitúa las imágenes en un mapa mientras que en Foursquare no, ya que avisa en las redes adónde va cada uno. En el caso de buscar citas, permite que sea entre los que están cerca. 


Notas relacionadas