Último momento

 

Leer en

Zambayonni y su pasión por Olimpo de Bahía Blanca

Fanático de Olimpo, el cantautor recuerda su paso por las inferiores del aurinegro. 

  • Un hincha en el Olimpo del fútbol

Por Diego Zwengle / Ilustración Gonza Rodríguez 

Te pincho de entrada ¿Se puede ser hincha solo de Olimpo y no tener simpatía por otro equipo de los llamados grandes? 

Eso piensan muchos acá en Capital, pero en el interior es muy común que el equipo de una localidad sea el principal. Olimpo es un equipo grande y Bahía Blanca, una de las ciudades más importantes del sur. 

¿Y nunca te tentaron de chico para ser de Boca o River? 

No, porque ahí se juegan los regionales y son de vida o muerte. Los primeros recuerdos que tengo son esos torneos durísimos. Cuando jugabas de visitante, ya sabías que era muy difícil ganar: vestuarios con agua fría, alambrado bajito, el árbitro con miedo; es más difícil ganar ahí que en la Bombonera. Incluso en el 86 jugamos contra Boca una liguilla para clasificar a la Libertadores. Yo jugué el preliminar de ese partido. 

¿No llegaste a ser jugador por poquito? 

No, por mucho; solo llegué hasta sexta. En esa época, para mí era muy natural jugar en el club del que era hincha; con el tiempo lo valoré más. 

¿En qué momento te diste cuenta de que eras fanático? 

No hay un momento puntual. Por ahí venís con una racha de ocho partidos perdiendo, estás solo en la cancha, no le ganás a nadie y decís: "Pucha, si estoy acá es porque es muy importante". 

¿El hincha de un equipo chico es más romántico? 

Yo creo que todos los hinchas son iguales. Todos, incluso los del Barcelona o el Real Madrid, consideran que los están perjudicando, que el amor de ellos por la camiseta es el más fidedigno y leal, que ellos son realmente fieles, más que los otros. 

Uno de tus libros se llama La suerte del campeón ¿Soñás con que Olimpo tenga esa suerte? 

La verdad que no. Es tan desigual el tema de los presupuestos, y la diferencia entre Boca o River y los otros, que lo hace muy difícil. 

¿Cuál es el mejor momento de un partido? 

Me gusta mucho la previa porque representa la esperanza, pero lo que más me moviliza es cuando todo cambia en un minuto. Vas perdiendo y el 9 que compraron no es bueno, el grandote central es malo, el promedio está allá lejos y en un córner fuera de contexto llega el empate. Ahí, de repente, la energía cambió, mandaste al rival al diván y pasás a pensar: "Guarda que si nos animamos lo ganamos". Ese instante es esquizofrénico e irreal. 

¿Por qué escribís sobre fútbol? 

Tenía muchas cosas anotadas. Primero salieron columnas en Diario Argentino y después los libros. El punto de partida es que siempre me parecieron una locura, algunas frases que se dan por sentadas. Por ejemplo: "Cabecear como dicen los libros, de pique al suelo". Nooo, es mejor cabecear directo, la pelota llega con más fuerza. O saber por qué cuando miramos un partido, hacemos los movimientos como los jugadores. 

¿Vos sos uno de esos? 

Sí, yo tiro el centro y después cabeceo dando saltos en el sillón. 

COMPLETÁ LA FRASE

SER HINCHA DE BARCELONA O DE VILLA DÁLMINE... es igual porque todos los equipos tienen algún problema y sufren por algo, aunque sea en diferentes escalas. 

CON LOS AÑOS APRENDÍ... ahora, antes de un show trato de cuidarme y no quedar sin voz por gritar un gol. 

UNA FRASE PARA TU BANDERA... vos creés que matás, yo creo que te suicidás 


Notas relacionadas