Último momento

 

Leer en

Urbanología: la basura de la ciudad

Relojes de oro, pañales para adultos, documentos corporativos, piel de pollo cruda, residuos patológicos y hasta carta de amor. Nosotros mismos. Todo termina , tarde o temprano, tirado, enterrado, pulverizado, como un residuo de lo que fue. Contratos basura, tele basura, basura-basura. Un empleado de un fast-food que mira un programa de chimentos mientras recoge una mesa con desperdicios: la cumbre. En la base, en el pozo, enterrada o por quemar, dándole Play: la basura. 

Por Mariano Melamed



 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

 
Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex