Último momento

 

Leer en

Urbanología: Hombres trabajando

Hasta que a alguien se le ocurra plantar en las calles carteles de Mujeres trabajando, las labores de la construcción serán dudoso privilegio masculino. Haciendo equilibrio entre la obra pública y la alquimia del CEDIN para que el oficio vuelva a florecer, el trabajador de la construcción tiene muy claro lo que quiere: su jornal, un casco, una carne en la parrilla y una señorita para piropear. Mire un poco lo que pasa en el oficio mientras las máquinas, el cemento, la cal, la arena y los ladrillos se fusionan para crear casas, túneles, puentes, barrios, ciudades, países. 

Mariano Melamed


 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex