Último momento

 

Leer en

Cuál es el plato favorito de la cocina de tu abuela

Todos tenemos un plato que sólo disfrutamos cuando está hecho con las manos de nuestra nona. ¿Cuál es el tuyo? 

Los ñoquis del 29, los fideos del domingo, el pollo al horno o las milanesas. Todos tenemos una relación especial con la cocina de nuestras abuelas y un apego diferente por algún plato en particular. Sea porque la receta tiene un ingrediente secreto que se viene pasando de generación en generación o simplemente porque no hay nada como el cariño que le pone una abuela cuando cocina para su familia. 

Los platos de la abuela están cargados de aromas, sabores y recuerdos que ningún otro cocinero en el mundo puede replicar. 

En Argentina esta relación entre gastronomía y familia es muy fuerte. Sólo hace falta recordar que una de las tradiciones cotidianas más extendidas en todos los rincones del país es el almuerzo en familia de los domingos. Evento que, en la mayoría de los casos, cuenta con un rol central de la cocina de la abuela. Y si bien en Argentina adquiere una configuración particular, no es privativo de nuestro país. 

Este lazo se extiende mucho más allá de nuestras fronteras. Incluso, mucho más allá de las culturas de las cuales somos herederos (española, italiana, la judía o la árabe). La gastronomía cumple un rol central en alimentar, valga la metáfora, y reforzar las tradiciones de cada sociedad, transmitiendo valores, sabores y afecto. 

Fascinado con esta relación entre la gastronomía, la familia y la sociedad, el fotógrafo 

Gabriele Galimberti recorrió diferentes culturas alrededor del mundo para retratar de primer mano a diferentes mujeres realizando sus platos favoritos (que en muchos casos responden a platos tradicionales de cada país). 

Esta experiencia etnogastronómica fue la materia prima para la producción fotográfica Delicatessen with love (Delicias con amor). Allí se pueden ver una treintena de abuelas mostrándonos un plato tradicional de su cultura, explicándonos la receta y contándonos cómo ellas mismas se lo preparan a sus familias. 

La experiencia de Galimberti recorre latitudes tan cercanas como nuestra Argentina, hasta culturas absolutamente ajenas a la nuestra, como la de Malawi o la de Islandia. Sin embargo, en todas y cada una se destaca el afecto y el valor que se le da a la comida no sólo como condición biológica necesaria sino como espacio para transmitir la cultura de una sociedad. 

Mirá algunas de las fotos de la producción en la galería. 

Ahora bien, si tuvieras que elegir un plato de tu abuela para sumar a la lista de Galimberti, cuál elegirías. ¿Cuál es el plato que mejor hace (o hacía) tu abuela? Contanos. 

[Mirá más fotos acá ] 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex