Último momento

 

Leer en

Cinco discos tributo que no te podés perder

Hay pocas veces en que el disco homenaje llega al nivel de clásico. Acá te mostramos algunas piezas que merecen ser escuchadas. Sumá tu álbum favorito 

Por Alejandro Zárate
Especial para ConexiónBrando


Tributo - Suba

Suba fue un músico, productor y arreglador que estuvo radicado en los últimos años en la ciudad de San Pablo. Fue responsable de muchos de los proyectos de la música electrónica brasilera, en corta pero solvente carrera nos encontramos trabajos como el afamado CD de Bebel Gilberto Tanto tiempo, uno entre tantos otros de los artistas brasileros que este talento produjo. 

Suba falleció en noviembre de 1999, antes que salga a la venta el álbum que estaba grabando, San Paulo Confessions. Los estudios se incendiaron y Suba falleció a causa de las quemaduras en su cuerpo. 

Tributo salió a la venta unos años después editado por Six Degrees, y toma canciones que estaban en su último trabajo y temas que estaban guardados sin terminar, la mayoría de las canciones son remixes o algunas grabaciones en vivo. 

Encontramos pequeñas joyas como Felicidade, en dos versiones remixadas por Buscemi. La cantante Cibelle interpreta tres temas en este tributo, logrando uno de los mejores momentos del álbum con Sereia, amor d'agua, en donde brillan los instrumentos acústicos y los electrónicos. 

Las sutilezas y texturas un tanto experimentales llegan de la mano de una canción que hizo Suba con Marina Lima Lagoa pinheiros y también afortunadamente la cantante Kátia B tiene la forma de demostrarnos su talento en Are you sleeping?.  

Todo el espíritu de la obra de Suba esta en este trabajo, que ya salió hace varios años a la venta, pero casi se podría decir que es un clásico para los amantes de la electrónica brasilera. 


Aquí, ali, em qualquer lugar - Rita Lee

Este disco que grabo Rita Lee, llevada por su amor y los recuerdos de la música de los Beatles, logró uno de los mejores tributos que se hayan grabado a la mítica banda. 

Todo comenzó cuando Rita sacó de una caja de recuerdos sus viajes a Londres y una época en donde comió, durmió y vivió a pleno, entre los años '63 a los '70, y es quizás por ello que se mueve como pez en el agua y todo sale tan espontáneo, calmo y lleno de frescura. 

Este uno de esos discos para escuchar de principio a fin en cualquier momento, ya que dan felicidad por si solos. Es de esos álbumes que tienen magia propia. Recuerdo que cuando llego a mis manos este Aquí, ali, em cualquier lugar estaba preparado para escuchar orquestaciones y arreglos plagados de producción, pero no, todo lo contrario, sonó un tema detrás del otro y me dije, este trabajo es maravilloso! 

Estamos seguros de que John Lennon estaría muy contento al ver como Rita Lee trató las canciones, sobre todo las traducciones, que por momentos están en ingles y por momentos en portugués. 

Aquí, ali em cualquier lugar es un regalo para quienes aman las canciones de los Beatles, y Rita Lee le supo dar el lugar justo a cada canción y hacer de cada una pieza igual y diferente; como en el caso de Lucy in the sky with diamonds. Cada tema tiene el tiempo justo y una dosis de emoción y cosa vivida que la gran Rita Lee pudo darle. 


Jazz À Saint-Germain

Jazz À Saint-Germain es una compilación de clásicos de jazz que homenajea y rinde tributo a los pequeños bares y tabernas parisinas que florecieron durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial, y la mayoría de ellas estaban en el barrio Saint Germain. 

La estética existencial e intelectual del barrio, tomó con brazos abiertos el jazz americano, y ahí vino una mezcla de estilos y variantes. Entonces se comenzó a funcionar la chanson francesa con el jazz americano. Los cafés eran el lugar de encuentro donde se podía escuchar el mejor jazz de la ciudad y también fue la cuna de una nueva manera de escucharlo. 

Lo que propone este tributo a esa época dorada del jazz en Paris, es la fusión de grandes artistas, algunos franceses con el caso de Patricia Kass, Jane Birkin, Francoise Hardy, con americanos como Iggy Pop o Marc Ribot. También algunos africanos como Angelique Kidjo. 

Una compilación un tanto ecléctica y de buen gusto es el resultado, en especial, en algunas versiones como Summertime interpretado con Angélique Kidjo, la conmovedora Watermelon Man por Dee Dee Bridgewater o la potente I'll Be Seeing You por Francoise Hardy e Iggy Pop. 

Jazz À Saint-Germain es una interesante compilación que nos transporta a una época de bares llenos de humo, buena música en vivo, hermosas mujeres y una gran cantidad de vermouth. 


El último trago - Buika

Javier Limon fue el de la idea de producir un homenaje a Chavela Vargas en la voz de la bellísima Concha Buika y la primera figura del jazz afrocubano Chucho Valdés. 

Mientras grababan el disco dijeron que fue como estar en una película, en donde esta selección de canciones fueron como perlas que encajaban en el universo que ellos estaban creando, todo era puro magnetismo y había muchos silencios que hablaban por si solos. 

Algunos dicen que un clásico no es un clásico por el tiempo que lleva vigente sino por el que le queda, y así será la vida de este último trago, ya que el gran Chucho Valdés y la voz indiscutible del jazz afro-flamenco de Concha Buika, lograron este trabajo. 

Según Pedro Almodóvar, a Buika y a Chucho les une África y Cuba, que palpita en cada una de las teclas del pianista, tan ecléctico como la intérprete. Está para escuchar como Concha se acerca a la copla, el tango, las bulerías, el bolero, la música cubana y el jazz, y dirigiendo y mezclando todos los géneros de un modo tan espontáneo y magistral. 

Este disco es una joya musical que cualquier amante de la música puede disfrutar. 


Chansons d'Édith Piaf - Tethered Moon (Masabumi Kikuchi, Gary Peacock y Paul Motian)

Un trío de músicos excepcionales como Masabumi Kikuchi, Gary Peacock y Paul Motian, y así, como si cualquier cosa, se juntan y graban este trabajo exquisito con temas que interpretó una de las más veneradas cantantes populares de todos los tiempos: Edith Piaf. 

Podríamos decir que todo lo que sucede en Tethered Moon es casi perfecto. Un tributo en el que por momento juegan a improvisar y corretean como el gato al ratón en cada una de las piezas que ejecutan. 

Claro está que este proyecto esta apadrinado nada menos que por el sello alemán Winter&Winter; a quienes hayan probado algo de estos discos les costará regresar a la realidad, ya que cada disco del sello es cuidado como piezas únicas, como objetos y este homenaje no es la excepción. 

Masabumi Kikuni al piano, Gary Peacock en bajo y Paul Motian en batería, logran que este trabajo por momentos sea sublime. Las improvisaciones y el magnetismo que pasa por esos músicos tocando, pocas veces sucede, y aquí entran en el universo de las canciones de Piaf. Al escuchar este disco, reconoceremos temas conocidos o familiares en nuestros oídos, que por momentos recrean paisajes que no basta la primera escucha en descubrir. 

Temas como Bajo el cielo de Paris, Que nadie sepa mi sufrir, La acordeonista, forman parte de uno de los álbumes de jazz conceptuales más plenos que se hayan grabado. 

Este disco se puede comprar por Amazon en formato digital, pero si quieren saber de qué hablamos cuando hablamos del mítico sello Winter&Winter, lo podrán experimentar comprando el formato CD. 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

 
Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex