Último momento

 

Leer en

Cómo bajar la panza mientras estás en la oficina

El sedentarismo es una de las principales preocupaciones de los trabajadores modernos, por eso comienzan a surgir soluciones para no abandonar ni la salud ni el escritorio 

 
Peter Bowes

¿Caminar mientras trabajamos podría ayudar a aumentar nuestra probabilidad de vivir hasta una edad avanzada? Eso espero. Mientras escribo, estoy andando en una caminadora-escritorio a 1,6 kilómetros por hora. 

Muchos expertos creen que existe suficiente evidencia para pensar que sentarnos durante todo el día nos está matando. Varios estudios científicos se han enfocado en comprobar que un estilo de vida cada vez más sedentario es la razón principal de las enfermedades relacionadas con la edad. "La evidencia indica, de manera abrumadora, que sentarnos de forma prolongada está acortando nuestro tiempo y calidad de vida", dice el doctor James Levine, director de soluciones de obesidad de la Clínica Mayo y la Universidad Estatal de Arizona. 

Levine, endocrinólogo, asegura que nuestra vida de computadoras y demás aparatos electrónicos tienen casi toda la culpa. "Las consecuencias de estar mucho tiempo sentados no sólo incluyen a la obesidad, sino también a la hipertensión, hiperlipidemia (colesterol alto), enfermedad cardiovascular, ciertos tipos de cáncer, mal humor, predisposición a la diabetes", explica. 

Para decirlo sin rodeos: el impacto general es la muerte temprana. 

Enfrentado a esa letanía de consecuencias negativas, Levine ha probado y promovido el concepto de la caminadora-escritorio como una manera de contrarrestar los efectos de la vida moderna. 

Balance

Varias compañías están ahora diseñando escritorios que poseen una caminadora en la base. La cinta está diseñada para moverse a baja velocidad, hasta 6,4 kilómetros por hora, aunque la mayoría de los usuarios prefiere una velocidad de 1,6 hasta 3,2 kilómetros por hora. Una persona promedio quemará 100 calorías cada 1,6 kilómetros que camina. 

Google, Microsoft y Evernote, y las cadenas de hoteles Hyatt y Marriot, están entre las compañías que utilizan caminadoras-escritorio. "Lo interesante es que las están poniendo en las áreas comunes, para que la gente pueda usarlas por una hora y luego puedan regresar a su puesto convencional", dice Peter Schenk, presidente de la compañía de equipos de ejercicio LifeSpan. 

Mientras algunas empresas poseen este sistema, hay otros usuarios que prefieren tener una caminadora-escritorio para ellos, durante todo el día. "También hemos instalado estas máquinas en casas en donde la gente trabaja. Estas personas se sienten especialmente sedentarias durante el día", añade Schenk. 

La meta es poder encontrar un balance entre el beneficio físico y la productividad laboral. 

Testimonio

Al montarme en una caminadora-escritorio, encontré que acostumbrarse a teclear en la computadora toma tiempo. Sin embargo, después de unas horas se vuelve una reacción instintiva. 

Teresa Barnes, de Memphis, asegura que camina de 48 a 68 kilómetros a la semana en su caminadora-escritorio. "Realmente se realizan varias tareas a la vez", dice. "Cada vez que camino siento que me estoy haciendo un regalo". Barnes lidera una fundación sin fines de lucro e invierte varias horas al día en el teléfono. 

"Hacemos muchas llamadas en conferencia y usualmente al principio de la llamada, enciendo mi caminadora, mientras el resto se ríe. A veces, al final de la conversación, les digo cuánto he caminado", añade. 

El desarrollador de software Brian Slick ha utilizado una caminadora-escritorio por más de un año y ha escrito un blog acerca de su experiencia. "No soy bueno yendo al gimnasio de manera regular. Necesitaba encontrar una forma de hacer ejercicio mientras trabajo, de manera de que no necesite apartar tiempo exclusivo para ello".  

Slick asegura que al caminar hasta cinco horas al día, ha reducido cinco centímetros de cintura y ha perdido 16 kilos. 

"Ya era hora"

Sin embargo, dice, la experiencia no ha sido del todo "color de rosa". Ha sufrido de dolores en la planta del pie debido a inflamaciones. "Probablemente comencé haciendo demasiado ejercicio y mi cuerpo no se adaptó tan bien. He debido consultarle a un doctor antes de comenzar", dice. "Pero aún así, el resultado indica que ha valido la pena".  

Amy Wunsch, una terapista física de Newhall en California, asegura que el aparato es una "fantástica" solución para la gente que sufre de problemas físicos relacionados con estar sentado por extensos períodos de tiempo, como desequilibrio muscular, debilidad en la parte baja de la espalda y problemas de flexibilidad. 

Pero Wunsch recomienda a quienes comienzan a usarla que sean cuidadosos, pues se pueden sentir tentados a encoger sus hombros hacia la computadora mientras caminan. "Deben asegurarse de que la pantalla del computador esté al mismo nivel de sus ojos. El cuerpo sigue a la cabeza, y si la cabeza se inclina hacia adelante, el resto del cuerpo también lo hará. Queremos estar derechos, buscar la postura correcta".  

También advierte que caminar durante un largo período de tiempo puede provocarnos lesiones. "Podríamos terminar con distensiones, especialmente en los pies y tobillos. Si presentan alguna lesión, este ejercicio la empeorará".  

A pesar de las advertencias, su valoración es positiva. "Ya era hora", señala. "Hemos estado en un mundo de computadoras y la tecnología lo controla todo. Lo hemos aceptado y hemos conseguido que nuestros cuerpos se adapten a lo electrónico, en lugar de hacer que la electrónica se adapte a nosotros".  


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex