Último momento

 

Leer en

Un zapato para cada momento

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias. 

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias.
Por Cecilia Di Genaro

Cuando una mujer se compra zapatos, una extraña química se produce en su parietal izquierdo, y desencadena una excitación difícil de describir con palabras. Ahora, cuando el ejercicio es llevado a cabo por un hombre, la mayoría de las veces -y que no suene a prejuicio- es porque la suela de su calzado se ha convertido en una feta flaca que, a duras penas, impide el contacto de la media con el pavimento. Esto puede -y debe- cambiar, muchachos. Se preguntarán por qué. Porque un buen zapato no te defrauda jamás. Al zapato no le importa si estás flaco, si estás gordo, si tu chica te dejó o si tu equipo se está por ir al descenso. El zapato bien llevado queda bien, levanta cualquier look, te da la posibilidad de transformar tu imagen o de darle ese toque final. Acá, una breve guía para encontrar tu pareja perfecta. 

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias.
 

De fin de semana: para el country
Del conurbano y el campo a Nueva York y de regreso; las alpargatas son otro ítem clave del guardarropas gracias a Blake Mycoskie, el fundador de Tom Shoes. La empresa norteamericana que por cada par que vende dona otro a alguien que lo necesita logró masificar el modelo que este verano es el favorito de Bensimon. En escocés, lisas o en versión "keds" -con cordones- para quien lo prefiera, son el calzado de fin de semana, especialmente para acompañar los trajes de baño. Y acá hagamos un parate. La sunga hay que guardarla hasta próximo aviso. Se la dejamos a los muchachos de los Juegos Olímpicos y a Adrián Suar. Agéndenselo: vuelven las bermudas. 

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias.
 

Cool: para una vernissage
Los mocasines vienen pisando fuerte hace varias temporadas gracias al diseñador Patrick Cox, que los popularizó desde firmas como Gucci y Hugo Boss. En Argentina, el que mejor los hace es Martín Egozcue, de Felix. Según él, "la idea es proponer una imagen más relajada y cool". Bajo esa consigna y llevado a un estilo loafer (naútico), este verano habrá que animarse a los modelos en tonos marrones, ideales para usar con jeans o baggies. Para los más excéntricos, hay una opción en azul eléctrico que combina muy bien con los suéteres de hilo en colores pasteles que invaden las vidrieras. Un plan perfecto para la vernisagge de la artista carioca Beatriz Milhazes, que este mes se presenta en el Malba, o para ver, en el mismo museo, el film Metropolis de Fritz Lang con música en vivo. 

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias.
 

Adicto a las zapatillas: para un recital
Los que no quieran moverse ni un centímetro del rubro deportivo pueden incluir un touch de diseño con marcas como Clae. Para hombres coquetos pero pragmáticos, las opciones para renovarse incluyen versiones en cueros finos y modelos aireados para enfrentar el verano. Los que no deseen abandonar las botitas pueden elegir las marcas que ofrecen zapatillas hechas en telas combinadas . Es una elección que funciona muy bien para bailar en los escenarios. 

Si las mujeres dicen que lo primero que miran en un hombre son los pies, tenés que estar preparado siempre. ¿Cómo? Tomá nota de estas sugerencias.
 

Formal y elegante: para fiestas y bodas
Un infaltable es el modelo brogues o "acordonado", que fue inventado por la firma inglesa Lobb a mediados del 1800. Aunque los que más saben de moda dicen que los verdaderos reyes del rubro son los italianos, que hicieron escuela con este modelo desde los talleres de la firma Gatto. Quienes no estén dispuestos a gastar más de mil euros, la propuesta local para llevar el traje a la oficina es más que interesante y viene de la firma parisina Rochas. Y acá pueden copiar una frase que seguro escucharon mucho en su entorno femenino: "Son una inversión a futuro". Fíjense cuánta verdad: además de ser un must para ir al trabajo, los van a amortizar en las próximas fiestas de fin de año y en los casamientos. 

Mantenete al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando

Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

 
Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex