Último momento

 

Leer en

Juegos de adultos: 4 planes para divertirte este fin de semana

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina. 

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina.
Por Javier Alcácer
Fotos de Mariana Roveda


Con el correr de los años y la entrada -cada vez más demorada- de eso que dan en llamar adultez, las opciones para entretenernos son cada vez más escasas, al igual que el tiempo que podemos dedicarle a nuestra diversión. Si en la infancia nos pasábamos horas jugando con una rama que, con un poco de imaginación, podía confundirse con un rifle, es un buen indicio para notar el comienzo de la madurez cuando una rama que podría confundirse con un rifle no puede ser otra cosa que una rama. Aun así, a las generaciones criadas con la Nintendo, con más de decenas de canales con 24 horas de programación y conexión a internet por fibra óptica, no les basta con correr una hora por semana en una cancha de papi fútbol para saciar su hambre de diversión: necesitamos estímulos. Como el aburrimiento -esa experiencia del transcurrir del tiempo- es un monstruo grande y pisa fuerte y hay que escaparle como sea, presentamos un abanico de opciones a las cuales recurrir en caso de emergencia cuando el tedio acecha, cuando sentimos que la aguja del reloj se mueve y la vida se nos escurre, y de nada sirve el Angry Birds. Como decía alguien, que no tuvo tiempo de aburrirse, en una vieja canción: "¡Aquí estamos, entretennos!".  

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina.
Espadas y dragones

Juego de cartas, sí, pero olvídense de las barajas españolas y de las inglesas: esta vez no se trata de un partida de truco para esperar que vuelva la luz o de un poker on the rocks. Estados Unidos tiene una larga tradición -¡y un mercado millonario!- en la venta de naipes coleccionables con estadísticas de jugadores de béisbol, pero en 1993, Richard Garfield combinó ese fanatismo con el mundo del fantasy post-Tolkien con las cartas Magic: The Gathering. Inspirado por los juegos de rol de la saga Calabozos y dragones, en este caso propone una guerra de magos en los que cada jugador tiene naipes que representan criaturas o hechizos y otros que sirven como energía ("maná") para hacerlas funcionar, tanto en ataques como en defensas. Si bien al principio comprender las reglas puede resultar un poco arduo, el efecto de adicción es inmediato una vez que se entiende de qué va la cosa. Las cartas, que vienen con ilustraciones de artistas del fantasy (entre ellos está el argentino Ciruelo Cabral y John Howe, famoso por su trabajo con la obra de Tolkien), se venden en barajas y sobres, y las más codiciadas se venden por unidad. Para que se den una idea, cuando hablamos de "más codiciadas" hablamos, por ejemplo, de los más de 37 mil dólares que piden en Ebay por una Black Lotus Alpha en perfectas condiciones y firmada por el artista. Como regularmente aparecen nuevos naipes y expansiones, las partidas de Magic nunca son iguales y el juego se mantiene dinámico a pesar de estar por cumplir las dos décadas. En Dima Games, en Caballito, se puede participar de torneos semanales de este y otros juegos de cartas coleccionables y conseguir todo lo necesario para empezar a jugar. En el peor de los casos, si Magic: The Gathering no llegase a despertar interés alguno, siempre se puede recurrir a algunas de sus cartas más preciadas para guardar los ahorros. 

Dima Games queda en Av. Avellaneda 907
Teléfono: 5901-0734
www.dimagame.com
 

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina.
Arriba en las alturas

El armado y el vuelo de modelos de aeronaves a escala bien podría ser considerado un culto secreto, en el que más que fe lo que se necesita para participar es paciencia, mucha paciencia. Si bien hay quienes se conforman con hacer que sus réplicas se eleven por los aires, para los más fanáticos el desafío a la ley de gravedad comienza en la unión minuciosa de un montón de piezas de poliestireno y madera balsa, futuras imitaciones de aviones de caza de la Segunda Guerra Mundial o de naves comerciales. Luego, simplemente, hay que colocarles el motor más adecuado para que puedan volar. Como hobby es sumamente exigente y, debido a la cantidad de opciones disponibles, conviene que nos guíe un especialista. Una buena posibilidad es visitar el local de Aerosur, en pleno corazón de Buenos Aires. Los fines de semana, cientos de aeromodelistas madrugan para hacer volar sus aviones y helicópteros en miniatura en clubes de las afueras de la ciudad. Allí también suelen dictarse cursos para principiantes en la materia, y funciona como punto de reunión para que los fanáticos intercambien anécdotas y consejos. El camino desde la unión de las piezas separadas hasta la salida al sol para hacer que el avión vuele no es nada fácil y exige cierto nivel de concentración zen. Aun así podemos asegurar que es un poco más rápido que hacer la carrera de piloto. 

Aerosur queda en Talcahuano 166
Teléfono: 4381-6666
www.aerosur.com.ar

Club de Aeromodelistas Newbery
www.club-newbery.com.ar
 

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina.
Paletas, cerveza y bohemia

Aunque tiene más de 100 años, fue elegido en mayo como uno de los sitios de Interés Cultural de la Ciudad y es uno de los bares más característicos de Villa Crespo: el Café San Bernardo (rebautizado "El Sanber" ) volvió con fuerza a las noches porteñas al ser redescubierto y colonizado por un refugio de músicos, directores y actores, y aspirantes a músicos, a directores y a actores. Esta inesperada sede de reuniones de la bohemia rioplatense, con mozos old school, ofrece la posibilidad de practicar dos deportes tradicionales que la nostalgia hipster redescubrió: el billar y el tenis de mesa. Los clientes de siempre todavía no terminan de entender qué es lo que pasa en este bar que está abierto las 24 horas ("siempre abierto", asegura su perfil en Facebook, con 1.045 "me gusta"). La cita obligada es los martes, en los que DJ musicalizan la velada mientras los asistentes demuestran su talento en la mesa de ping pong ante los ojos de las decenas que esperan su turno. Durante esas horas, cerveza en mano, los más cool de la industria cultural de Buenos Aires comparten el espacio con la tradición porteña. Eso sí, les advertimos que el nivel de juego de los habitués es alto, algunos llegaron a tomar clases con Oscar Glustein, un mítico personaje del San Bernardo que falleció allí mismo luego de jugar una partida. Para no hacer el ridículo, lo mejor es ir más temprano, acumular horas de práctica y dejar las noches para cancherear ante la muchachada del Bafici. 

El Café San Bernardo queda en Av. Corrientes 5436
Teléfono: 4855-3956.
 

Salimos a buscar actividades lúdicas para chicos de pantalones bien largos. Cartas, aviones, ping pong y autos, la diversión que nunca termina.
Días de trueno

Resiste al Daytona USA, al Mario Kart, a los Need for Speed y al Outrun: en 2012, se cumplen 50 años desde que la empresa inglesa Minimodels Limited presentó el prototipo de lo que llegarían a ser los autos eléctricos o autos slot cuya marca más popular es Scalextric (mejor en criollo: Escalextric ). Acá es un hobby transgeneracional que reúne a familias enteras a su alrededor peleándose por los pulsadores y discutiendo la cantidad exacta de la presión que hay que hacer para agarrar bien las curvas cerradas sin perder velocidad. Tal es la pasión que despiertan estos bólidos en escala 1:32, que en 2009 el programa de la BBC Top Gear, cita obligada del fierrero, construyeron y compitieron en un modelo que imitaba la pista de Brooklands, el primer circuito construido especialmente para carreras a motor. Hace 40 años que en Automundo se fabrican piezas y repuestos (¡desde las gomas hasta el chasis!) para los autos slots, y ofrecen todo lo necesario para los fanáticos y para aquellos con ganas de empezar a participar de este hobby. Además de hacer copias de los autos que compiten en Turismo Carretera y de contar con modelos a escala 1:24 (los americanos), en el local de Floresta pueden probarse tanto las pistas como los diferentes autos, y así animarse a entrar en un mundo en el que el más veloz suele ser el que mejor pulso tiene. 

Automundo queda en Chivilcoy 781.
Teléfono: 4636-2504.
 



View Juegos de adultos in a larger map
Mantenete al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando

Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

 
Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex