Último momento

 

Leer en

Wikileaks: Una historia de filtraciones

Acá te contamos algunos de los casos más renombrados donde las filtraciones dieron a luz a un escándalo público. 

Acá te contamos algunos de los casos más renombrados donde las filtraciones dieron a luz a un escándalo público.
 

ARGENTINA

1994: IBM-Banco Nación
La causa IBM-Banco Nación ha quedado en la historia como caso testigo de un hecho de corrupción comprobado, cometido en un altísimo nivel y de montos muchas veces millonarios. Lo que no se recuerda tanto es que se descubrió gracias a una investigación periodística. En 1994, el Banco Nación licitó la informatización de sus 525 sucursales, que ganó IBM en febrero de 1994. El denominado Plan Centenario fue un negocio de 240 millones de dólares que incluían 37 millones en coimas, de los cuales IBM pagó 21 millones a funcionarios nacionales. El entonces director del Banco Nación Genaro Contartese confesó haber cobrado una coima de un millón y medio de dólares "por la alegría de adjudicarse el contrato". Toda esa red de impunidad fue revelada por el periodista Santiago Pinetta en su libro La Nación robada, un texto que le costó editar porque ninguna editorial lo quería publicar. Cuando lo logró, redactó una causa penal y presentó el libro como prueba. Desde ahí intentaron matarlo tres veces y en una de ellas le tajearon IBM en el pecho. La causa terminó sentenciado a los acusados a devover as coimas recibidas. 

Acá te contamos algunos de los casos más renombrados donde las filtraciones dieron a luz a un escándalo público.
1995: Venta de armas a Perú
Cuando destapó la venta ilegal de armas a Perú, en 1995, el periodista de Clarín Daniel Santoro tuvo su propio WikiLeaks, pero al revés: primero encontró el conflicto con olfato periodístico y después vinieron los documentos. "Yo tenía un cable de France Press que decía que había quejas de Perú por un desvío de armas. Fui a la Cancillería a chequear la información y veo salir al embajador de Perú con cara de póquer, enojado", cuenta Santoro. A ese encuentro fortuito le siguieron cinco años de artículos que demolían la estrategia de desmentida que ensayaba el gobierno del entonces presidente Carlos Menem, que en 2001 estuvo preso seis meses por esta causa. El conflicto político desatado por las revelaciones de Clarín le fue dejando a Santoro una buena agenda de viudas del poder, como le gusta llamarlos, heridos y desplazados de las internas que provocaba dentro del Gobierno la revelación periodística. Aquellos rencorosos de palacio fueron los que le llevaron a Santoro cables diplomáticos secretos y hasta un decreto secreto que vendía armamento a Panamá… que no tenía Ejército. La divulgación de ese documento le valió a Santoro un juicio por divulgación de secretos de Estado. 

2007: Sobreprecios en la Secretaría de Medio Ambiente
En julio de 2007, Clarín reveló desvío de fondos, gastos desmedidos y nombramiento de familiares y amigos de la entonces Secretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti. La investigación fue revelada por el editor del Equipo de Investigación del diario, Claudio Savoia, que sufrió ataques por parte del gobierno nacional por ese trabajo. Savoia presentó documentos que comprobaban que Picolotti desvió 20 millones de pesos de fondos de la Secretaría hacia una Fundación para solventar gastos personales y de gestión del organismo, que incluían la contratación sistemática de vuelos privados. Picolotti fue echada por el Gobierno un año después. 

2010: Embajada paralela en Venezuela
"En lo primero que pensé cuando conocí las revelaciones de WikiLeaks fue en el caso Sadous." El periodista Nicolás Wiñazki publicó en la edición de Clarín del 26 de junio de este año los cables diplomáticos secretos que el entonces embajador Eduardo Sadous le envió a la cancillería desnudando la supuesta embajada paralela que funcionaba en Venezuela. Clarín divulgó cerca de 30 cables aunque Wiñazki, cuenta, tuvo acceso a muchos más, cerca de cien. Todos tenían el rótulo de "Reservado" o "Confidencial" y alertaban de presuntos casos de corrupción en negocios con el país de Chávez. "Los cables formaban parte de una causa judicial, aunque a mí me llegaron por otro lado", recuerda Wiñazki, que mantiene el suspenso para no revelar sus fuentes. 

ESTADOS UNIDOS

1772: Las cartas de Hutchinson
Una de las primeras filtraciones conocidas en la historia de los Estados Unidos sucedió durante las tensiones con Gran Bretaña por las guerras de independencia. Benjamin Franklin, que vivía Londres como representante colonial, recibió un paquete con trece cartas escritas por Thomas Huntchinson, el gobernador de Massachusets, un leal a la causa británica. En ellas, el realista Huntchinson le avisaba que el ambiente estaba caldeado y le recomendaba fervientemente que los ingleses mandaran tropas a Boston antes de que la cosa explotara. Pero las cartas fueron interceptadas por un radical oponente a Hutchinson, y se publicaron en el Boston Gazette. Al gobernador lo mandaron de nuevo a Londres y Franklin volvió a América, donde reconvirtió su imagen: redactó uno de los borradores de la Declaración de la Independencia de 1776. 

1848: El escándalo del Tratado de Guadalupe Hidalgo
La guerra entre los Estados Unidos y México estaba por terminar y el Tratado de Guadalupe Hidalgo sentaría las bases de la paz. John Nugent, un periodista descendiente de irlandeses del New York Herald, publicó el anticipo. El Senado, enfurecido, lo llamó a declarar, pero Nugent no quiso revelar su fuente y lo encarcelaron durante un mes en el edificio del Capitolio. Cuando salió, se convirtió en editor del San Francisco Herald, y el presidente James Buchanan lo nombró en un alto cargo de la comisión que investigaría unos nuevos emprendimientos en la actual Columbia Británica. Al parecer, fue una recompensa: Buchanan, como secretario de Estado, habría sido el revelador del secreto original. 

1971: Los papeles del Pentágono
En 13 de junio de 1971, el New York Times publicó el primero de nueve informes sobre la relación de los Estados Unidos con Vietnam, de 1945 a 1967, filtrados por un analista militar del Departamento de Estado, Daniel Ellsberg, que los había estado fotocopiando y guardando durante tres años, con la tesis de que su país había actuado fuera de la Constitución. Los documentos lo comprobaron: entre otras revelaciones, se demostró que "la Administración Johnson había mentido sistemáticamente no sólo a la opinión pública, sino también al Congreso, sobre un tema de importancia trascendental", y que los gobiernos (desde Truman) habían extendido la guerra deliberadamente bombardeando Camboya y Laos, haciendo incursiones en Vietnam del Norte, y con ataques de los Marines y gastando recursos no informados a la opinión pública. Ellsberg fue declarado "el hombre más peligroso de los Estados Unidos" y juzgado bajo el acta de Espionaje de 1917, pero quedó libre por errores de evidencia. Este año, al estallar el cablegate, se sintió identificado: "Todos los ataques que reciben ahora Assange y Wikileaks fueron dirigidos contra mí cuando publiqué los Papeles del Pentágono. Wikileaks sirve al ciudadano". 

Acá te contamos algunos de los casos más renombrados donde las filtraciones dieron a luz a un escándalo público.
1972: Watergate
"Cuando tengas a alguien agarrado de las bolas, tendrás su corazón y su mente." La frase, perversamente cierta, se le atribuye a Charles Colson, consejero privado de Nixon, y el segundo gran implicado en el caso Watergate, por el que el gobierno republicano montó un sistema de espionaje desde lo más alto del poder para conseguir su reelección; aunque el resultado fue su caída. El escándalo empezó en 1972, cuando dos periodista del Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein, descubrieron que los cinco responsables de entrar al Comité Nacional de los demócratas llevaban hasta el presidente Nixon, sin escalas. Los periodistas fueron conectando los puntos a través de un hombre llamado "Garganta Produnda", que filtraba dato por dato a Woodstein (la dupla de la verdad) en un estacionamiento subterráneo. La identidad del "soplón" salió a la luz 33 años más tarde. Era Mark Felt, ex director del FBI. 

2000: Enron
"A finales de julio de 2000, Jonathan Weil, redactor del Wall Street Journal en Dallas, recibió una llamada de alguien que conocía en el negocio de la gestión de inversiones. ‘Deberías investigar a Enron y Dynergy y ver de dónde provienen sus ingresos." Así, cuenta Malcolm Gadwell, comenzó una investigación periodística sobre la "contabilidad a valor de mercado", una técnica utilizada por empresas involucradas en complejas transacciones financieras. Su indagación lo llevó a descubrir que Enron se estaba desmoronando, pero que lo tapaba con balances basados en previsiones futuras del mercado de la energía, que al revelarse, la harían caer del todo. 

2008: Asesinato de periodistas de Reuters y el Apache
En su "año revelación", Wikileaks dio a conocer un video en el que soldados norteamericanos asesinan a un periodista iraquí de Reuters, a su ayudante y a nueve personas más, cuando estaban tomando una foto del helicóptero Apache donde viajaban los militares, que confundieron la cámara con un arma. El video demostró que el periodista ni siquiera estaba mirando hacia arriba. La causa, todavía está en proceso de apelaciones, se montó contra el analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos que dio a conocer la información. Wikileaks está pagando su abogado defensor. 

2010: Diarios de la guerra de Afganistán
En julio de 2010, The Guardian, The New York Times y Der Spiegel publicaron 92 mil documentos sobre la guerra de Afganistán, que revelaban las víctimas civiles provocadas por el ejército de los Estados Unidos y sus aliados, las conexiones con la inteligencia paquistaní y con los talibanes insurgentes. Wikileaks fue el nexo de la filtración, pero antes de liberarlos, decidió que 15 mil de ellos no se darían a conocer, porque suponían un peligro para gente inocente. Acusado por la Casa Blanca, Julian Assange dijo que el gobierno de los Estados Unidos sabía que estos datos iban a transcender, pero ante el pedido de informes al respecto y la nula colaboración para conocer la verdad sobre el caso, tuvo que publicarlos. Por supuesto, el Pentágono lo negó. 


Mantente al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando 


Mirá esta otras notas relacionadas:
Wikileaks: ¿Un nuevo medio periodístico? | Julian Assange: WikiLeaks y la guerra moderna | 10 innovadores del mundo de los negocios | El fin de las oficinas: conocé los nuevos espacios de trabajo | ¿Qué es el design thinking? | 10 vinos locales poco convencionales para la Argentina | Los hombres de negocios más creativos de la Argentina: Gustavo Grobocopatel | Apple, la compañía más admirada | Vinos: nuevas alternativas | Los hombres de negocios más creativos de la Argentina: Mariano Suárez Battan | Fortune 500: Steve Jobs nombrado el CEO más creativo del mercado tecnológico | Los hombres de negocios más creativos de la Argentina: Carlos Bayala | Los hombres de negocios más creativos de la Argentina: Gustavo Grobocopatel | Los hombres de negocios más creativos de la Argentina: Eduardo Constantini | Tips para emprendedores, por Santiago Bilinkis | ¿Hay crisis? Entonces llamemos a un argentino | Cómo se proyecta un concept car | Videogaming, una industria en expansión 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex