Último momento

 

Leer en

10 lugares para comer bien y barato

Algunos permanecen secretos, otros ya son clásicos: mirá estas opciones salir con la panza llena y el bolsillo contento, y sumá tu propuesta. 

  • Club Eros. Foto: archivo La Nación.

Por Camila Varas. 

CLUB EROS >> Uno de los pocos lugares que sobrevivieron a la invasión cool del viejo Palermo. Eros es un auténtico club de barrio, con todo lo que eso implica: olor a comida, mucho ruido de cubiertos y charlas de amigos, servicio decente y veloz, y no demasiados platos. Eso sí, lo que hay, es bueno, casero y abundante. Se trata del lugar perfecto para reuniones de amigos que quieren gastar poco y no les interesa nada más que "morfar" y charlar. Dato para cholulos: Ricardo Darín es habitué.
Uriarte 1609, Palermo. Tel.:4832-1313 / 4832-1313 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

LO DE MARY >> De los lugares más porteños y amistosos que hay. Este almacén transformado en bodegón-parrilla conserva un aire de su origen que lo hace pintoresco. Mantiene también tradiciones, como la picada del domingo con vermú. Además, es atendido por sus dueños -una familia que vino de Italia con excelentes recetas de pastas bajo el brazo (recomendamos los fettuccini al fierrito). Casi todo está a la vista, lo que aporta cierta confianza. El servicio no alcanza, pero vale la pena tener paciencia si se quiere comer bien por poca plata.
Humahuaca y Acuña de Figueroa, Almagro. Tel.: 4864-8033 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

LO DE CHARLY >> Tiene la gran ventaja de estar abierto las 24 horas; te salva siempre. Durante los noventa fue una parada típica de tacheros pero, con casi 20 años, se volvió mucho más conocido y su público, más heterogéneo: incluye familias de día y jóvenes que salen del boliche al amanecer. Creció como pudo para acoger a cada vez más público, y tomó la vereda. Es recomendable, como en la mayoría de estos lugares, pedir lo que más sale: entraña con fritas, sandwich de vacío y los más audaces pueden pedir morcilla. El lugar, obviamente, no es de una higiene inmaculada, pero tampoco está mal. Habrá que hacer la vista gorda a algunos detalles. Los precios se han mantenido más que razonables.
Álvarez Thomas 2101, Villa Ortúzar. Tel.: 4553-0882 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

TATAKI >> Comida peruano japonesa que está tan de moda pero, en este caso, con la radical diferencia de tener precios lógicos. La relación precio-calidad es muy razonable y la comida muy buena, en especial los ceviches y el sushi. El lugar es pulcro, la decoración.cuestionable. También hacen delivery por la zona o se puede comprar para llevar.
Av. Libertador 873, Vicente López. Tel.: 4718-3039/4718-3787 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

SOCIEDAD ALEMANA DE GIMNASIA >> Al entrar, uno siente que viajó en el tiempo y espacio: parece una casa alemana de la postguerra. Cuenta con un jardín grande y lindo. Todo está limpio y prolijo. Sirven entradas libres en una mesa grande, llena de fiambres alemanes de los mejores, quesos varios y algunas entradas tradicionales y hasta olvidadas (vitel tonne y lengua a la vinagreta, por ejemplo). Como plato principal sólo hay cuatro opciones: lasagna, lomo strogonoff con spatzle, pollo al curry y algo de parrilla. La cocina es también bastante germana, caserísima y rica. Ideal para ir en familia un domingo al mediodía.
Juan Bautista Alberdi 1865, Olivos. Tel.: 4790 2009 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

PUNTO OBLIGADO >> Excelentes milanesas, de esas que no entran en el plato, sólo aptas para glotones con estómago de hierro. Todo el lugar es un poco así: grasoso pero muy disfrutable -ideal para ir con amigos a comerse una "milanga", con un digestivo de postre. También hacen delivery, siempre de minutas (no pidas más).
Vuelta de Obligado 3799, esquina Manzanares. Tel.: 4704-0404/6277 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

EL RIBEREÑO >> Un club de barrio en San Isidro, cada vez más restaurante y menos club. Los dueños aparecen caricaturizados en los individuales junto al menú. Charly, uno de ellos, se sienta en cada mesa y te tira la posta del día: lo que está bueno, lo que no y lo que directamente te prohíbe pedir. Toda una experiencia. y un personaje. Los fines de semana hay que reservar desde temprano porque si no, aunque el lugar es grande, resulta imposible comer. Con la llegada del verano trasladan todas las mesas al patio. Las rabas y los pescados son siempre frescos y excelentes; el bife de chorizo también, pero debe pedirse con una hora de anticipación por su exagerado grosor. Este lugar ofrece el servicio de descorche a bajo precio, así que podés llevar tu propio vino. La atención es algo lenta, ya que los mozos son escasos y no de los mejores. Los postres que hace la mujer de Charly (que no son todos, algunos son comprados) son muy buenos, en especial el flan y el postre helado de maracuyá, que es el mejor hecho con esa fruta en Buenos Aires.
Chile 193, San Isidro. Tel.: 4747-2269 (la esquina de Libertador en la que hay que doblar está señalizada con una luz/sirena naranja). 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

LA MAROMA >> Es una antigua cantina de arrabal, data de los tiempos de Gardel. Sus paredes un poco descascaradas contienen una pieza de historia -secreta para muchos- de Buenos Aires. El fuerte olor a comida es, por desgracia, uno de los recuerdos más perdurables para sus visitantes, aunque es probable que tampoco se olviden fácilmente del cantante de tangos a pedido, que recorre las mesas, ansioso de cantar a coro con los comensales. ¡Si tan sólo hiciera menos bises.! La comida es buena, igual que los precios, y los platos son abundantes y variados dentro del estilo clásico porteño. La atención es "corta", pero eficaz. Vale la pena visitarlo, sobre todo por su encanto bohemio. No cabe duda de que allí adentro, junto con el humo de las frituras, hay un mundillo especial.
Mario Bravo 584, Almagro. Tel.: 4862-9308 4867-6393 

EL RANCHO DE MARIO >> Una buena parrilla, cerca del río (aunque no se lo ve), sin muchas pretensiones. La carne es buena y barata; las ensaladas y papas fritas, decentes. En resumen, un buen lugar para ir con amigos después de jugar al fútbol. La superficie cubierta es pequeña y la descubierta es grande, así que es recomendable en días de clima agradable. Los fines de semana al mediodía se llena, pero vale la pena la espera.
Solis 1880 (Entre Irigoyen e Italia, Vicente López). 

LOS CHINOS >> La familia Wong atiende el restaurante en lo que podría ser el living de su casa. En un clima familiar y amable sirven excelente comida china. SI bien el lugar es algo anticuado, la atención y la comida hacen que uno deje de prestarle atención. Todo es muy fresco y recién preparado. Lo mejor: cerdo picante o con salsa de miel, y pollo con salsa de jenjibre y verdeo, además deliciosos y confiables arrolladitos primavera (uno sabe lo que muerde, no como en otros chinos).
Av. Federido Lacroze 2121 - Belgrano. Tel: 4777-6789 / 4776-0229 / 4778-9688 

Ir al restaurante
Encontrá este restaurante en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.


 

PARA EL POSTRE 

HELADERIA SCANNAPIECO >> Es una heladería histórica, fundada en 1938. Allí todo parece quedado en el tiempo, la decoración, las máquinas que usan para hacer los helados, incluso los heladeros. Probablemente sean los mismos que hace décadas y se les nota en las caras de cansancio y el trato no del todo simpático con los clientes. Pero no por eso dejan de poner empeño en su trabajo, a veces se los puede ver preparando los helados ahí mismo, o partiendo las nueces, una a una, y echándolas en el dulce de leche recién batido. Ideal para nostálgicos.
Av. Cordoba 4826 - Palermo Viejo. 


 

¿Qué otros lugares podés recomendarnos? ¡Dejá tu comentario!


 

Mirá más: ¿Cómo leer una etiqueta de vino? I Los mejores bodegones de Buenos Aires I Delicias del mar I Coctelería: jarras para compartir I Cómo convertirse en un buen catador I Top ten: vinos tintos por menos de 25 pesos I Top ten: vinos blancos por menos de 25 pesos I 10 Cabernet nacionales imperdibles I Los mejores vinos para acompañar un asado I Los mejores vinos para conquistar a una mujer I 10 vinos para acompañar pastas I Las mejores bebidas autóctonas I 10 tintos clásicos I Aperitivos que no fallan I Aperitivos que no fallan I Las mejores pizzerías de Buenos Aires I 5 licores imperdibles 


Quienes leyeron esta nota, también leyeron:

 
Contacto | Suscribirse | Atención a suscriptores | RSS | SiteIndex