Último momento

 

Leer en

Diez claves para cuidar el cuerpo

Una serie de tips para alimentarse bien y optimizar la salud; tomá nota 

1. Malos tragos.
Tomar mucha agua y a grandes tragos. Nunca beberla de a sorbitos. Beber agua a grandes tragos permite que ésta ingrese más rápidamente en el sistema corporal.  

2. Agua de beber.
Lo ideal para perder peso es beber agua fría. El cuerpo tiene que gastar calorías para calentar el H2O del estómago, y esto tiene como resultado un alza en su tasa metabólica de descanso. De hecho, en un estudio alemán los investigadores calcularon que tomar dos litros de agua por día quema cerca de 100 calorías (o el equivalente a medio kilo por semana).  

3. Cero grasa.
Si se ingieren simultáneamente "malas" comidas con alto contenido glucémico (pastas, arroz, pan) y proteínas (pescados, carnes, legumbres), se baja en gran medida la perjudicial tasa de absorción de las primeras y se reduce su tendencia a ser almacenadas en el cuerpo como grasa.  

4. Bueno y barato.
Comer atún barato. El atún "blanco", más caro, contiene tres veces más mercurio que el atún común en lata.  

5. Tentempié.
Un sándwich liviano a las 4 de la tarde ayuda a conservar energías hasta la hora de la cena y ayuda al corazón con una megadosis de grasas monoinstrauradas, Además, tiene menos calorías que una galletitas grasosas.  

6. Antioxidantes.
Si vamos a comer un bife con aderezo, mejor anticipar el desastre con unos suplementos de vitaminas C y E, y acompañarlos con un vaso con jugo de naranjas. Un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association ha demostrado que la alta concentración de antioxidantes de este cóctel saludable es como una cobertura de teflón para las arterias, y evita que los depósitos grasos se peguen en las paredes arteriales por un período de hasta cuatro horas.  

7. Más frutas secas
Un puñado de nueces todas las mañanas es una alternativa simple y barata para reducir el colesterol. Según un estudio publicado en Annals of Internal Medicine, comer nueces todos los días puede reducir un 6 por ciento el nivel de colesterol malo. ¿El secreto? Ácidos grasos Omega 3: las nueces tienen más que cualquier otra fruta seca. Pero hay que limitarse a un puñado pues las nueces tienen también un alto contenido calórico.  

8. Dos en uno.
Para reducir todavía más el colesterol, comer pormelit. El consumo diario de este híbrido israelí de uva y pomelo reduce el colesterol malo en un 21 por ciento.  

9. Nutritional facts.
Los aderezos para ensaladas padecen una injusta mala fama. La mayor parte de quienes hacen dieta piensan que es mejor evitarlos. Pero la verdad es que, idealmente, el 20 por ciento de las calorías diarias deberían provenir de fuentes saludables, tales como el aceite de oliva. Eso sí: conviene chequear la etiqueta para ver si la empresa de aceite no agregó sustancias extrañas, como los ácidos grasos, y no pasarse de 2 o 3 cucharadas por ensalada.  

10. Mentalizarse.
El kiosco más cercano está allí por un motivo médico importante. Un componente químico de las pastillas de menta suaviza las contracciones del estómago, facilitando la digestión.  


Quienes leyeron esta nota, también leyeron: